EL CODEX GIGAS LA BIBLIA DEL DIABLO PDF

El diablo del codexPero, para cumplir su promesa, tuvo que pedir ayuda al diablo. Cuando las tropas protestantes suecas tomaron en el Castillo de Praga, se apoderaron de las colecciones rudolfinas. Durante las guerras husitas del siglo XV el libro estuvo guardado en el inexpugnable monasterio de Broumov, en Bohemia Oriental. Las espirales son alternadamente azules y verdes con bordes negros de un lado y blanco del otro.

Author:Mikara Tedal
Country:Bulgaria
Language:English (Spanish)
Genre:Spiritual
Published (Last):26 March 2004
Pages:413
PDF File Size:2.79 Mb
ePub File Size:13.72 Mb
ISBN:570-7-43244-814-7
Downloads:51989
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Shat



Lo que haban tomado por los restos mortales de unos monjes, en realidad eran los restos de mujeres Un da cualquiera, hace cientos de aos, deba de haber ocurrido una catstrofe en el convento benedictino situado al sur de Bohemia, ah donde ahora estaban excavando. Una catstrofe que, en contra de todas las reglas de su orden, llev a los monjes a enterrar esos cadveres al borde del cementerio, en una fosa comn sin sealizar, y conservar el secreto hasta que el destino borr el convento de la faz de la tierra.

Tal vez slo se hubiera tratado de una de las numerosas tragedias ignotas y jams aclaradas de la historia si el enigma que la rodea no estuviera relacionado con otro an ms antiguo: el enigma que rodea uno de los manuscritos ms misteriosos de la historia eclesistica: el Codex Gigas.

La Biblia del Diablo. El manuscrito ms importante del mundo fue redactado en el siglo XIII e incluso su creacin est rodeada de leyendas. Tanto los hombres de la Iglesia como los alquimistas procuraron que los condujera a la iluminacin El convento en el que fue descubierta la fosa comn es el lugar donde se origin la Biblia del Diablo.

Esta historia narra lo que tal vez ocurri. Dicho rabe Andrej observaba la tormenta que se aproximaba en medio de la abrumadora oscuridad, una sombra de color ndigo que se extenda por encima de la tierra parda, ondulada y marchita encapotando el cielo, precedida por rfagas heladas y el olor a nieve hasta cubrir el amplio valle en cuyas lindes se alzaba el convento derruido y el pueblucho de mala muerte, cuyas chozas e iglesia parecan haber rodado por la ladera y aterrizado a su pie, sin inters alguno salvo para los fantasmas de los que haban muerto haca siglos.

Andrej se acurruc contra el muro detrs de la torre en ruinas, tratando de no perder de vista al grupo de mujeres y nios que se apretujaban entre s ateridos de fro y cuyos contornos se perdan en medio de la granizada que, a principios de noviembre, ya anunciaba el invierno. A sus siete aos, Andrej ignoraba dnde se encontraban; incluso si su padre o su madre se lo hubieran dicho, no habra reconocido el nombre del pueblo. Desde siempre, su padre haba arrastrado a su pequea familia de un extremo del pas al otro y Andrej confunda los nombres de los pueblos y los detalles geogrficos.

El nico dato que llevaba marcado a fuego en el cerebro era el ao en el que se encontraban y slo porque todos cuantos se cruzaban en su camino y a quienes su padre consideraba dignos de una conversacin procuraban descifrar qu pre sagiaba ese ao, desde que la noticia de las bodas de sangre en Francia haba penetrado hasta ese remoto rincn del reino.

Los catlicos y los protestantes se masacran entre ellos dijo su padre en voz baja, para que slo lo oyeran Andrej y su madre, pero sin dejar de lanzar una sonrisa desafiante al grupo sentado en la posada, que escuchaba con expresin espantada el relato del viajero acerca de la masacre de los protestantes franceses.

Era hora. Al menos ahora esos supersticiosos bastardos nos dejarn tranquilos y podremos dedicarnos a nuestra ciencia. La alquimia es una ciencia? No slo es una ciencia, hijo mo contest su padre. La alquimia es la nica ciencia verdadera que existe! La nica ciencia verdadera los haba conducido hasta all, a ese convento en ruinas que ni siquiera posea una pared entera, en el que la mayora de los edificios eran poco ms que un montn de piedras de los cuales las maderas podridas surgan como los huesos de un cadver y cuya iglesia a duras penas se mantena en pie.

Por encima de las desnudas vigas de la nave el cielo amenazador lanzaba su granizada cuyo crepitar llegaba hasta el escondite de Andrej. La imagen de su madre se haba confundido con la de las dems mujeres que estaban delante del nico edificio intacto. Aunque antes su figura rechoncha se diferenciaba de las mujeres altas y delgadas entre las que se haba mezclado siguiendo las rdenes de su padre, ahora Andrej ya no la distingua.

Haba visto cmo se desplazaba de una a otra mujer, gesticulando con manos y pies porque las otras hablaban una lengua diferente a la suya, cmo acariciaba la cabeza de los nios y cmo se detena ante la mujer joven de vientre prominente, encorvada y de aspecto tan exhausto que a dufas penas lograba mantenerse en pie. Entonces empez a caer el granizo y todas se convirtieron en sombras confusas. Tal vez en ese momento barrunt que eso que se aproximaba tambin aplastara a la pequea familia Langenfels y la borrara de la faz de la tierra.

Sbitamente, por encima del crepitar del granizo, Andrej oy un sordo bramido que provena del interior intacto del convento. Era como el rugido de un toro, el gruido de un lince, el aullido de un lobo, pero Andrej supo de inmediato que, aunque no pareca humano, surga de una garganta humana. El miedo oprima la garganta del nio oculto tras el muro del convento.

Quiso advertir a su madre con un grito, pero permaneci mudo, quiso echar a correr en busca de su padre, pero las piernas se negaron a obedecerle; Las oscuras y empapadas figuras se quedaron inmviles, aguzando los odos.

El inhumano alarido no ces, incluso cuando empezaron a resonar los primeros gritos del grupo de mujeres. Andrej apenas vislumbr lo que ocurra. Si hubiera sido mayor, las experiencias que en una poca como sa se haban vuelto familiares para todos le habran proporcionado las imgenes correctas, as que fue su fantasa la que le ofreci las imgenes que sus ojos se negaban a contemplar, pero no logr reducir su horror.

Las sombras huyeron en todas direcciones, perseguidas por una sombra mayor que blanda algo que golpe una de las delgadas figuras que huan; sta se encogi y cay al suelo.

El ruido, los golpes y la oscuridad confundieron su percepcin Y quiz la enorme sombra que volvi a golpear hasta que los brazos suplicantes cayeron sin vida slo era una fantasmagora, y puede que aquel sonido que lleg hasta Andrej por 23 encima de la cacofona de alaridos, gritos, golpes y el sonido de una hoja afilada que se clavaba en las carnes y los huesos hasta atravesarlos slo fuera producto de su imaginacin. La sombra extrajo su herramienta asesina y sigui corriendo.

Las mujeres, presas del pnico, echaron a correr por el patio del convento chocando entre s, arrastrando a sus hijos y cayendo al suelo para no volver a levantarse.

Otro golpe de hacha Ayezpiti, pargnez mon enfant! Las mujeres cayeron una tras otra, abatidas en su huida, asesinadas de rodillas mientras suplicaban por su vida, clavadas en el suelo y tratando de arrastrarse. En medio del pnico era imposible descubrir dnde se encontraba la madre de An-drej. Andrej no se dio cuenta de que se tapaba los odos con las manos y chillaba su nombre como un poseso desde que presenciara el primer asesinato.

Entonces la inmensa sombra que se desplazaba entre sus vctimas como un lobo gigantesco y oscuro se desdibuj ante su vista, convirtindose en una figura envuelta en un hbito que blanda una guadaa y cercenaba sin piedad la mies humana acurrucada entre sus pies volvi a convertirse como al principio en aquella sombra tenebrosa que haba agarrado a una de sus presas de los cabellos, la arrojaba al suelo, alzaba el arma Alguien se abalanz contra la espalda de la sombra y la golpe.

El ruido de los golpes, de los huesos quebrados, la carne reventada, los gritos de dolor Las manos que cubran los odos de Andrej resultaron intiles. El arma se elev en el aire Andrej crey ver un rastro rojo en medio del fulgor y se abati sobre la primera presa que la sombra jams haba soltado, cuyos gritos y pataleos resultaron intiles Andrej comprendi que haba abandonado su escondite y se encontraba delante del muro cuando el granizo le azot 24 el rostro como los pinchazos de miles de agujas.

Lanz un grito con su aguda voz de nio, llor y apret los puos hasta hacerse sangre. La sombra asesina se dio la vuelta. Era lo nico que permaneca en pie en el campo de batalla. Arranc el arma del cuerpo de su ltima vctima y ech a correr hacia Andrej. Andrej no saba si la sombra segua rugiendo porque sus propios gritos apagaron el estruendo.

Se qued inmvil, como si el hecho de salir de su escondite hubiera acabado definitivamente con sus fuerzas.

La sombra se aproximaba a travs del granizo y con cada paso que daba su tamao se reduca hasta convertirse de un monstruo amorfo en un ser humano envuelto en un hbito ondulante y de un ser humano en un monje El segador se convirti en un joven monje que podra haber sido el hijo de algunas de las mujeres que acababa de cortar en pedazos. Andrej contempl el rostro del monje que se abalanzaba sobre l y, con la visin clara de los que estn a punto de morir, comprendi que lo que vea era el cuerpo de un joven benedictino, pero que el alma que albergaba ya no estaba presente.

Lo que habitaba el cuerpo y lo impulsaba hacia delante era un demonio, y el demonio se llamaba locura. El monje casi lo haba alcanzado: una figura manchada de sangre que escupa espumarajos, de cuyos ojos manaban lgrimas y que blanda el hacha. Andrej saba que estaba a punto de morir. Su vejiga se vaci, cerr los ojos y se rindi. Despus echar a correr y chocar contra tu madre, que simular esconder algo, y mientras tanto,..

Qu ocurrir mientras tanto, hijo mo? Vos pasis corriendo junto a mi escondite y me arrojis el botn recit Andrej. Despus atravesis la puerta y simulis caer al suelo. Mientras los dems os registran a vos y a mi madre sin encontrar nada, me escabullo hasta nuestro campamento con l botn.

El chico tiene un talento natural dijo el padre de Andrej con una amplia sonrisa. Le enseas a robar a tu propio hijo dijo la madre. Robar es un pecado y no tiene ninguna relacin con la ciencia. Lo que es un pecado es que obliguen a investigadores como nosotros a robar para obtener los conocimientos necesarios! Una injusticia anula la otra. Eso es un hecho cientfico! Lo que se anula son los opuestos dijo la madre de 26 Andrej. El agua apaga al fuego. Un plato lleno llena un estmago vaco. El derecho vence a la injusticia.

T no sabes nada de los secretos de la ciencia dijo el padre de Andrej y empez a calcular cuntas estrellas eran favorables a sus propsitos. Andrej oy cmo murmuraba para sus adentros: Si el Cdice estuviera aqu Qu es un cdice? El padre de Andrej no era una mala persona; si lo fuera, hara aos que habra abandonado a su mujer y su hijo, y hubiera perseguido sus sueos a solas. Puede que fuera un ladrn cuando no le daban voluntariamente lo que consideraba necesario, y puede que fuera un estafador cuando las personas eran lo bastante ingenuas como para dejarse estafar por l, pero sus actos slo respondan a un sublime objetivo: el conocimiento cientfico.

Alz la mirada y contempl a su hijo, y como siempre, fue incapaz de reprimir el orgullo que le despertaba. Un cdice Algo que uno puede llevar consigo sin tener que cargar con todo un bal lleno de pergaminos.

Por qu este cdice es tan importante para nosotros? De repente Langenfels sonri y acarici el cabello de su hijo con la mano. Despus se inclin hacia atrs e inspir profundamente.

Es la historia de un monje que perdi la fe. Y que carg con un terrible pecado. Andrej lo mir fijamente. Cuatrocientos aos suponen mucho tiempo, hijo mo, y de quienes vivan en aquel entonces slo queda polvo El libro ms poderoso de la Tierra. Langenfels se inclin hacia delante para evitar que su mujer escuchara sus palabras. Qu les proporciona a las personas el mayor poder? Andrej saba lo que habra contestado su madre si hubiera escuchado la conversacin: la fe, pero tambin saba lo que su padre quera or: La sabidura susurr.

Langenfels asinti con la cabeza. El monje estaba dispuesto a hacer penitencia, una penitencia tan terrible como su pecado.

DICCIONARI PER A OCIOSOS JOAN FUSTER PDF

La Biblia del Diablo - Richard Dubell.pdf

.

ANTMINER S1 PDF

El Codex Gigas (la Biblia del Diablo) - el Manuscrito más Grande del Mundo

.

CHILD CARE DESIGN GUIDE ANITA RUI OLDS PDF

Libros extraordinarios:Codex Gigas

.

IPC 4562 PDF

Codex Gigas, la Biblia del Diablo

.

Related Articles